Hacer deporte, comer bien y llevar una vida social activa, es la mejor inversión para la salud física y mental, y una forma de mantener a raya muchas enfermedades, entre ellas el Alzheimer. La revista En Forma señala que expertos en neuropsicología de la Fundación Pasqual Margall enumeraron algunos hábitos y comportamientos determinantes en el cuidado de nuestro cerebro.

Aunque aún se desconoce la causa del Alzheimer, la comunidad científica cree que cada vez hay más evidencias de que, más allá de los factores de riesgo no modificables, hay algunos modificables asociados a la enfermedad, como los relacionados con el riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes, el tabaquismo y el sobrepeso; y con el estilo de vida, con factores como la dieta, el ejercicio físico y la actividad cognitiva y social. En este sentido, hay estudios que apuntan que si se reducen estos factores de riesgo, se podría prevenir hasta la mitad de los casos.

Consejos a tener en cuenta:

  • La salud del cerebro empieza por el corazón. Evita tener la presión y el colesterol altos.
  • Pónle fin al sedentarismo. ¡Sal de casa, camina, muévete! Las labores de cada día son una buena oportunidad para ponerlo en práctica
  • ¡Los kilos a raya! Procura tener un peso estable y saludable.
  • Las legumbres, las frutas y verduras de la dieta mediterránea son grandes aliados.
  • Mira las etiquetas de los alimentos. Evita las grasas saturadas y los azúcares añadidos.
  • Lleva una vida social activa. Sal, relaciónate. Conversar con gente y estar al día ayuda a tener un cerebro joven
  • Pon retos a tu mente. Puedes leer, hacer pasatiempos, ¡cualquier cosa que te guste!
  • Hazte chequeos médicos. Saber cómo estás te ayudará a tener bajo control el colesterol y la diabetes.
  • Evita hábitos no saludables como fumar o abusar del alcohol.
  • Duerme bien y adapta tu horario a la luz del día. ¡Descansar ayuda mucho a tu cerebro!