La seguridad en el hogar para aquellos con la enfermedad de Alzheimer, puede ser preocupante porque pueden tener disminución de la capacidad de atención;, problemas para reconocer objetos familiares; dificultad para tomar decisiones, detectar el peligro y comunicarse; un problema de deambulación, lo que origina serias preocupaciones de seguridad; dificultades con la percepción física como reducción visual, auditiva y percepción de profundidad, y pérdida de fortaleza física, y coordinación y habilidades motoras deficientes.

Por todas estas razones, indica la  Fundación Bright Focus es importante tratar de prevenir situaciones inseguras, y al mismo tiempo hacer que la persona se sienta tranquila y cómoda en el hogar. Puede parecer una tarea desalentadora, pero sí es posible modificar y adaptar la casa, manteniendo el entorno familiar. El cuidador debe hacer una inspección de seguridad habitación por habitación y reevaluar periódicamente las necesidades a medida que avanza la enfermedad.

Precauciones generales de seguridad

Aquí hay algunos consejos básicos para mantener la casa segura:

  • Tenga a mano los números de teléfono importantes y de emergencia.
  • Asegúrese de tener una iluminación adecuada en todo el hogar; instale luces nocturnas.
  • Mantenga las entradas, pasillos y pisos despejados, y libre de extensiones eléctricas y alfombras sueltas.
  • Evite colocar los muebles en las áreas por dónde camina.
  • Instale cerraduras seguras en ventanas y puertas.
  • Mantenga una llave de emergencia escondida fuera de casa o dele una copia a un amigo o vecino cercano.
  • Use cerraduras a prueba de niños para guardar sustancias tóxicas, medicamentos y alcohol.
  • Asegúrese de que los detectores de humo funcionen correctamente.
  • Mantenga la temperatura del agua caliente por debajo de 120 grados.
  • Instale pasamanos en las escaleras, barras de apoyo y seguridad en los baños y otros accesorios diseñados para aquellos que necesitan asistencia física.
  • Aleje y almacene en un lugar seguro objetos potencialmente riesgosos, como armas, bolsas de plástico y herramientas eléctricas.
  • Proteja las computadoras y la información almacenada en ellas.
  • Considere la posibilidad de invertir en un monitor de sonido, como los utilizados con los bebés.
  • Considere etiquetar las puertas de las habitaciones como “dormitorio”, “baño”, etc.
  • Asegúrese de haber preparado planes de emergencia.

Fuera de casa

No olvide las zonas exteriores, con sus escalones y caminos que pueden representar peligros.

  • Asegúrese de que los escalones sean resistentes.
  • Considere la posibilidad de construir caminos empedrados para mayor tracción, o tal vez una rampa.
  • Marque los bordes de los escalones y los pasillos con cinta brillante.
  • Elimine las superficies desniveladas.
  • Asegúrese de tener una iluminación exterior adecuada.
  • Pode las plantas, arbustos y árboles, y asegúrese de que estén suficientemente distantes de la vía y entradas.

Consejos para el cuarto de baño

El cuarto de baño puede presentar riesgos particulares, con sus superficies duras y con el agua caliente.

  • Elimine las cerraduras de las puertas.
  • Coloque un tapete de baño o cintas adhesivas antideslizantes en la bañera o la ducha.
  • Considere el uso de cintas adhesivas o alfombras antideslizantes en el suelo.
  • Instale barras de apoyo y seguridad en la bañera y use una silla de baño o banquillo en la bañera o ducha.
  • Instale barras de apoyo y seguridad alrededor del inodoro y use asientos de inodoro elevados.
  • Utilice una ducha de chorro manual y flexible.
  • Instale candados o cerraduras a prueba de niños en los gabinetes que contienen medicamentos, líquidos de limpieza y otros productos tóxicos o peligrosos.
  • Cubra el grifo o llave de la bañera con un material suave como una esponja como prevención de lesiones si el paciente se cae en la bañera.
  • Codifique con colores las manijas de las llaves, rojo para caliente y azul para frío
  • Mantenga la temperatura del agua a 120 grados o más baja para evitar quemaduras.

Consejos para la cocina

  • Retire las perillas de control de la estufa o instale un interruptor de apagado automático.
  • Utilice candados o cerraduras a prueba de niños en los gabinetes que contienen suministros de limpieza u otros materiales tóxicos o peligrosos.
  • Guarde bajo llave cuchillos, tijeras y otros utensilios potencialmente peligrosos.
  • Mantenga un extintor en la cocina.
  • Mantenga las asas de las ollas y el mango de los sartenes ubicados en la parte posterior de la estufa.
  • Coloque los números telefónicos de emergencia en el refrigerador.
  • Quite las alfombras que están al frente del fregadero de platos o debajo de la mesa.
  • Retire o asegúrese que los objetos pequeños (por ejemplo, fósforos y clips) y objetos que parezcan comestibles no sean ingeridos por error.

Escaleras

  • Marque el borde superior y la parte inferior de los escalones con cinta amarilla brillante.
  • Instale las puertas de acceso en la parte superior e inferior de las escaleras.
  • Instale pasamanos en ambos lados de las escaleras (si es posible).

Seguridad contra incendios, quemaduras y choques eléctricos

Este es un paso particularmente importante para el hogar.

  • Compre un extintor de incendios y detectores de humo para cada nivel de la casa (incluyendo el sótano).
  • Coloque un detector de humo en el dormitorio del paciente.
  • Determine una ruta de salida de emergencia en caso de fuego y practique la ruta.
  • Escriba el número de emergencia del departamento de bomberos en un lugar visible.
  • Mantenga la temperatura del agua caliente por debajo de 120 grados.
  • Mantenga los encendedores y los cerillos bajo seguro.
  • Evite el uso de calentadores portátiles.
  • Mantenga buena protección en los radiadores de calefacción.
  • Evite el tendido de extensiones eléctricas en espacios abiertos para que no sean alcanzadas de la persona con Alzheimer.
  • Coloque tapas protectoras a prueba de niños sobre los enchufes y tomacorrientes.